A menos de tres semanas para el inicio de los Juegos de Invierno, un nuevo golpe duro sacudió a Rusia: la estrella del patinaje de velocidad Viktor Ahn, séxtuple campeón olímpico, quedará afuera de la cita de Pyeongchang (del 9 al 25 de febrero) por su implicación en el escándalo de dopaje que salpica a todo el deporte ruso.

 

El patinador de 32 años soñaba con regresar a su país de origen como un héroe, siete años después de su nacionalización rusa y ante los 12.000 espectadores que llenarán los días de competición el Palacio de Hielo de Gangneung.

Ahn Hyun-Soo, como era conocido antes de nacionalizarse ruso y adoptar el nombre de Viktor, no podrá ampliar su colección de medallas olímpicas ni seguir agrandando su leyenda en esta disciplina, que es considerada una religión en Corea del Sur. 

(Getty)
(Getty)

Su nombre aparece en el informe del jurista canadiense Richard McLaren, en el que se constata un sistema de dopaje institucionalizado en el deporte ruso entre 2011 y 2015, sobre todo en los Juegos de Sochi 2014.

Ha sido Mijail Prokopets, uno de los abogados que representan a los deportistas rusos excluidos de por vida de los Juegos ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), quien le reveló a los periodistas presentes en Ginebra que Ahn no estará en Pyeongchang.

"El TAS va a estudiar el caso de nuestros deportistas olímpicos y Ahn no tendrá tiempo de ser escuchado, por lo que se perderá los Juegos", explicó Prokopets al diario ruso Sport Express. En su informe, Richard McLaren se basó sobre todo en las declaraciones del ex jefe del laboratorio antidopaje ruso Grigory Rodchenkov, que denunció que al menos 15 medallistas rusos en Sochi 2014 se habían dopado y que se beneficiaron de un sistema de manipulación de los controles antidopaje en el que estuvieron implicados los servicios secretos rusos y el ministro de Deportes Vitali Mutko.

(Getty)
(Getty)

Tras la revelación de este escándalo, el COI puso en marcha dos comisiones que corroboraron las conclusiones del informe McLaren. Una de esas comisiones, presidida por el suizo Denis Oswald, sancionó a 43 deportistas rusos implicados en el escándalos y se retiraron 13 de las 33 medallas que Rusia conquistó en Sochi.

El pasado 5 de diciembre, el COI decidió la exclusión de los deportistas rusos de losJuegos de Pyeongchang, aunque abrió la puerta a la participación, bajo bandera neutra, de aquellos atletas que demuestren estar limpios y que no salgan citados en el informe McLaren.

Otra comisión dirigida por la ex ministra de Deportes francesa Valérie Fourneyron se encargará de la selección y ya dejó fuera a 111 deportistas, Ahn entre ellos, de los 500 que presentó Moscú. El patinador es una leyenda en velocidad y ostenta el récord de títulos olímpicos (6) y el de medallas (8), compartido con el estadounidense Apollo Ohno. 

(Getty)
(Getty)

Como atleta surcoreano, el entonces llamado Ahn Hyun-Soo ganó tres medallas de oro en los Juegos de Turín 2006 (1.000m, 15.000m y relevo 5.000m) y el bronce en los 500m. Ausente en la edición de Vancouver 2010 por una lesión en su rodilla, Ahn se mostró decepcionado con la actitud de los dirigentes de su federación y acabó nacionalizándose ruso en 2011.

Con su nueva nacionalidad logró otros tres títulos olímpicos en Sochi 2014 (500m, 1.000 y relevo 5.000) y el bronce en los 1.500m y su estrecha relación con Vladimir Putin le convirtió en uno de los rostros destacados de la última cita olímpica de invierno. 

(Getty)
(Getty)

Síguenos