Tegucigalpa/Nueva York - El hondureño Yankel Rosenthal fue condenado a 29 meses de prisión por la justicia de Estados Unidos, luego de un poco más de dos años de juicio por el delito de transacciones ilícitas por usar dinero proveniente del narcotráfico.

 

Su primo, Yani, había sido condenado a tres años de cárcel el pasado diciembre por el delito de lavado de activos.

Mediante una carta pública, el propio Yankel Rosenthal informó que “no es mi intención discutir lo justo o no de la sentencia, pues el mayor castigo lo hemos recibido con las personas que más quiero, mis padres, hijos, hermanos, familia y amigos que toda una vida han depositado su confianza en mí. La pérdida económica de mi familia y mía -aunque desproporcionada- queda en segundo plano”.

Yankel remata en la nota: “Ya la incertidumbre queda atrás y la sentencia impuesta por el juez queda firme. Será de 29 meses los que dedicaré a convertirme en una mejor persona para el bienestar de mi comunidad”.

Junto a Yankel, la justicia norteamericana acusó a su primo, Yani-ya condenado-, su tío Jaime Rosenthal Oliva y al abogado Andrés Acosta García.

Recuento de hechos

De acuerdo con la acusación y otras presentaciones de los tribunales y declaraciones hechas durante los procedimientos judiciales: a partir de 2009, Rosenthal prestó servicios financieros en Honduras a múltiples narcotraficantes hondureños importantes, los cuales se relacionaron principalmente con transacciones de bienes raíces.

En 2013, Rosenthal intentó lavar más de un millón de dólares de dinero de la droga aceptando los fondos contaminados de narcotraficantes en Honduras y usando su propio acceso al crédito para financiar un acuerdo de bienes raíces en Doral, Florida, que involucraría a los mismos narcotraficantes obtención de activos inmateriales.

Rosenthal también canalizó cientos de miles de dólares de sobornos de narcotraficantes que buscaban protección oficial, que fueron denominados como supuestas contribuciones de campaña, a su primo y co-acusado Yani Benjamin Rosenthal Hidalgo, que Rosenthal Hidalgo usó en relación con los esfuerzos fallidos para convertirse en el presidente de Honduras.

Además, Rosenthal obtuvo una supuesta inversión de un traficante de drogas, que comprende cientos de miles de dólares de dinero de la droga, en el club deportivo Marathón, del fútbol hondureño que él controlaba.

Por su importancia Proceso Digital, publica la carta difundida este viernes.

Síguenos