Tegucigalpa- El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, afirmo en las últimas horas en declaraciones al noticiero Hoy Mismo Estelar que dirige el periodista Edgardo Melgar que el coordinador general de la Alianza de Oposición y exmandatario Manuel Zelaya le reveló que quería que la reelección fuese abierta y a perpetuidad.

Consultado sobre la regulación de la reelección presidencial, Oliva indicó que el mandatario Juan Orlando Hernández envió una iniciativa para que la misma se regulara en el Congreso Nacional, pero en esa ocasión no quisieron reglamentarla el Partido Liberal y “a mí el presidente Zelaya me dijo que había que dejarla abierta, que no consideraba necesario regularla”.

Reiteró que Zelaya le expresó que era mejor que la reelección quedase así y que si había que regularla había que ir a una serie de condicionantes por medio del Tribunal Supremo Electoral y hacer reformas en el Registro Nacional de las Personas (RNP).

“En eso el Partido Nacional estuvo de acuerdo, mi partido dio el apoyo junto con Libre y el Partido Liberal en la primera legislatura de hacer esas reformas y cuando se iban a ratificar en la siguiente legislatura no se consiguieron los votos, el Partido Liberal se opuso”, explicó Oliva.

Apuntó que eso ya es agua pasada y hay que aprender la lección y retomar esa idea y otras y tener la voluntad que caminen, abrirle a la gente esas ideas y eso pasa por construir consensos.

El reelecto presidente del Poder Legislativo se refirió ial desorden que protagonizaron la mañana del martes los diputados electos de Libertad y Refundación (Libre), y señalo que en sus 16 años como parlamentario es la segunda vez que se presentan estos actos, precisamente cuando se incorporan otras fuerzas políticas, que como bien dijo su líder Manuel Zelaya en una ocasión, que les ha costado mucho hacer esa transición de la calle al Congreso Nacional.

“Es normal que con tantas pasiones desatadas ese sea un mecanismo de presión y ya se esperaba, incluso lo anunciaron y están en su derecho, pero se les dijo que lo hicieran de manera moderada, sin agresiones físicas y que por lo menos al momento de presentarse las propuestas dejaran espacio para que se pudiese oír en el recinto, aspecto que si cumplieron”, reveló.

Señaló que la nueva junta directiva se conformó con participación de los partidos Alianza Patriótica Hondureña, Unificación Democrática y la Democracia Cristiana, sumados los 61 diputados de la bancada del Partido Nacional, sin embargo, se conversó con todas las fuerzas políticas, porque entre más fuerte es una alianza, las propuestas son más viables.

“Yo hable con Manuel Zelaya y categóricamente me dijo que Libre no tenía ninguna intención de integrar la junta directiva y que le dejaba ese espacio al Partido Liberal, si lograba hacer confluir fuerzas políticas que le diesen el mínimo de 65 votos y como dicen a confesión de partes relevo de pruebas”, arguyó.

Con esas fuerzas políticas UD, DC y Alianza Patriótica se estableció una agenda minina y en función de eso se firmó un compromiso de elegir la junta directiva donde todos tuviesen participación, eso llevó al número mágico de 67 votos que permitió integrar la junta provisional y posteriormente la nueva junta directiva en propiedad.

Consideró como una ligereza y falta de respeto el calificativo de comprados que tanto Zelaya como el expresidenciable de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla dieron a los diputados que decidieron integrar la nueva junta directiva y por norma, los políticos no deberían recurrir al viejo expediente de la descalificación y que por un acto de frustración ofender a los demás.

Enfatizó que se hicieron pactos con los otros partidos políticos en función de esa agenda, donde la Alianza Patriótica Hondureña coincide en la necesidad incrementar de forma urgente la generación de empleo en los primeros tres meses del año, se están impulsando proyectos de vivienda, que además de mejorar la calidad de vida de los hondureños, será de un impacto positivo en el ámbito laboral.

Enumeró también el impulso al turismo, del acceso al crédito en especial para el emprendedor y obviamente los temas que son torales como la educación y salud y en función de esa agenda es que se ha pactado, recurrir a otro tipo de argumentos y eso solo señala una cosa, ellos no fueron capaces de construir ese tipo de alianzas.

El otro aspecto es sencillo y es la percepción que se tiene de que los proyectos pueden ser viables porque se ganó en los tres niveles electivos, en la presidencia de la república y se tiene la mayoría de las municipalidades y eso puede ser para los partidos emergentes una alianza estratégica que le permita tener incidencia en decisiones importantes y sobre todo que les permita crecer en su membresía.

Rechazó también el calificativo utilizado por la oposición de señalar que existe una dictadura parlamentaria y afirmó que eso se llama correlación de fuerzas y en el Congreso Nacional el diálogo comienza desde el primer día y concluye hasta el último de esa gestión.,

Señaló que podrá haber algunos antagonismos, pero tanto con el Partido Liberal como con Libre se eligió a los comisionados de la Unidad de Política Limpia, los magistrados del Tribunal Superior de Cuentas y a pesar de que se invitó a Libertad y Refundación, éste no quiso participar, si lo hicieron los liberales y con otras fuerzas se eligió la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Sobre la agenda pactada con los otros partidos reiteró que en la misma figuran temas como las reformas electorales, donde deben converger todas las fuerzas políticas porque se requiere mayoría calificada para aprobarlas y cuyo fin es dar mayor transparencia a los procesos, hacerlos más inclusivos y sobre todo que sean mecanismos de búsqueda de paz que permitan la expresión libre de la voluntad soberana del pueblo y no como ha sucedido en el reciente pasado que la misma clase política se encarga de desprestigiar.


Apuntó que en ese tema el Partido Nacional no tiene una agenda, sino voluntad de discutir. “Yo ya hice una ronda la vez pasada y salen temas tan absurdos como, nombremos diputados después de las elecciones, respeto ese pensamiento, pero no lo considero viable, otro aspecto fue que el curul es del partido y que si alguien salía de la línea del suyo había que expulsarlo, yo creo que el pueblo escoge a sus diputados con nombre y apellido y eso no es viable”.

Recordó que fue la bancada del Partido Nacional que presentó la propuesta de la ciudadanización de las mesas, que la credencial llevara el nombre y apellido de cada representante ante las Mesas Electorales Receptoras (MER), con antelación de un mes y de esa forma evitar el tráfico de estas, pero esas iniciativas no fueron viables porque no se lograron los acuerdos.

En otro tema, Oliva reveló que si de él dependiera reelegiría al actual Fiscal General Óscar Fernando Chinchilla debido a sus éxitos al frente del Ministerio Público lo que es reconocido tanto a nivel nacional como internacional, pero esa es una opinión suya, aclaró.

Síguenos