Buenos Aires - El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, advirtió hoy a Estados Unidos de que “ninguna guerra comercial será civilizada” y “solo habrá perdedores”, tras pedir a su homólogo estadounidense la “exención total” de los países de la Unión Europea (UE) de los aranceles anunciados sobre el acero y el aluminio.

“Le hemos dejado claro a nuestros amigos norteamericanos que los países europeos no entenderán no estar exentos, somos aliados”, declaró Le Maire en una rueda de prensa tras la celebración de un encuentro de ministros de Finanzas y gobernadores centrales del G20 en Buenos Aires.

El francés admitió que existe un problema con la sobrecapacidad en la producción mundial de acero, y describió el encuentro como una discusión “muy franca” y “útil” porque “ha ayudado a entender las dificultades de cada nación y a iniciar un camino en la buena dirección”, aunque subrayó que no aceptarán ningún nuevo arancel ni medidas tomadas unilateralmente.

“Todavía hay tiempo para un mejor entendimiento y para tomar una buena decisión”, señaló el ministro, pero añadió que “la única buena decisión sería la total exención” de los países de la UE de los aranceles anunciados, que entrarían en vigor este mismo mes, y que “no puede haber condiciones” para ello.

Sobre el proteccionismo de Estados Unidos, destacó que en el G20 “la respuesta de los países abiertos ha sido fuerte y unida”.

El representante francés también expresó su postura de comenzar a implementar a nivel europeo una tributación “justa y eficaz” a las grandes compañías digitales, aunque sea un tema que esté aún en discusión en foros internacionales.

“Algunos piensan que tenemos que esperar hasta que haya un consenso en el G20 antes de tomar ninguna acción. Francia y todos los países europeos no tienen esta visión”, afirmó Le Maire, y aseguró que su país “ha tomado el liderazgo” en este tema.

Para el ministro, aunque las propuestas que se están realizando son técnicas, en el fondo se encuentra una “gran pregunta política”: “¿Queremos una fiscalidad justa para las grandes compañías o creemos que debemos depender solo de la tributación de las pymes?”.

Con respecto a las criptomonedas, a las que Le Maire quiso definir como “criptoactivos” porque “no son divisas”, defendió que se debe definir una regulación y argumentó que más del 76 % de los participantes en la cita ministerial se mostraron a favor de “una respuesta multilateral” a un asunto que, aseveró, supone riesgos de lavado de dinero, financiación del terrorismo y evasión fiscal.

El político declaró que la financiación del terrorismo, otra de las cuestiones tratadas en la reunión, “continúa siendo uno de los mayores amenazas” mundiales, y sostuvo la necesidad de una “mejor evaluación” del problema y de “reforzar las respuestas y herramientas” para luchar contra ello.

Asimismo, aseguró que Francia “comparte la preocupación” de que la deuda se está incrementando “de nuevo” entre los países pobres.

Por último, dijo que las negociaciones para un acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur están el “proceso” pero “todavía hay algunas dificultades”, entre las que destaca para Francia la agricultura, “el punto más sensible” de las discusiones.

“Prefiero tomar más tiempo para lograr un buen acuerdo”, señaló el francés, que agregó que “negociando un poco más” será posible convencer de que el tratado “no es en interés de unos cuantos países sino de todos”. EFE

Follow Us

 

Lo más leído

  • Semana

  • Mes

  • Todo