The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Google comprará casas prefabricadas para sus empleados

Google comprará casas prefabricadas para sus empleados

Alphabet, la matriz del buscador, ha encargado la construcción de un edificio con 300 apartamentos para acomodar a su plantilla y sortear los problemas causados por el elevado coste de los precios de la vivienda y los alquileres en el área de san francisco.

El alto coste de los precios de la vivienda y de los alquileres en Silicon Valley se ha convertido en un creciente dolor de cabeza para los grandes grupos tecnológicos y Alphabet, matriz de Google, ha decidido tomar cartas en el asunto. Según The Wall Street Journal, la compañía ultima un encargo de 300 apartamentos a Factory OS, una start up que se dedica a la fabricación de casas modulares. El objetivo de Alphabet podría ser, previsiblemente, que el edificio se convierta a corto plazo en viviendas para los empleados de Google, según apuntan fuentes de ambas compañías.

El valor previsto del acuerdo oscila entre 25 millones y 30 millones de dólares (entre 22,2 millones y 26,6 millones de euros), según Rick Holliday, el fundador y consejero delegado de Factory OS. Sería el primer pedido para la compañía.

Los expertos creen que la tecnología de construcciones modulares, principalmente casas prefabricadas que se ensamblan in situ, podría ayudar a reducir entre un 20% y un 50% el coste de las construcciones en el área de la bahía de San Francisco. "Todo aquello que pueda ayudarnos a avanzar mejorando nuestro conocimiento sobre la construcción eficiente de viviendas nos interesa", asegura John Igoe, director de diseño y construcción de Google. "Confiamos firmemente en que funcionará. Esperemos que no se convierta en una falsa bravuconada", agrega Igoe.

Las empresas de construcciones modulares de California o Nueva York han fracasado en el intento en los últimos años, y el proceso de aprobación puede ser ahora igual de difícil, si no más, ya que la tecnología aún está en proceso de desarrollo. Hasta el momento, los ahorros de costes no han sido tan grandes como habían esperado las promotoras, aunque los expertos predicen que los costes caerán de forma pronunciada a medida que la industria madure.

Los gigantes tecnológicos han decidido pasar a la acción para solventar el problema de escasez de vivienda. Facebook ha prometido planear y diseñar 1.500 unidades en Menlo Park. Un 15% serán viviendas asequibles. El proyecto, no obstante, aún se encuentra en una fase inicial. Un portavoz explicó que la compañía está estudiando construir casas modulares y que apoya el proyecto de Holliday y "todo aquello que pueda acelerar la construcción de viviendas".

Rompecabezas

Mediante la construcción modular o prefabricada, los constructores crean casas, apartamentos o habitaciones individuales en una fábrica y las transportan hasta el lugar elegido, encajándolas como piezas de un rompecabezas. El proceso es más rápido y generalmente más barato que la construcción sobre suelo, ya que las compañías pueden trabajar con independencia del clima y atraer más pedidos a un único lugar de trabajo.

Algunos expertos señalan que una de las pocas formas de reducir los costes de la vivienda sería construyendo torres de apartamentos en fábricas. Los alquileres en San Francisco se han disparado casi un 50% desde 2010, mientras que los precios de la vivienda han aumentado un 98% desde que el mercado tocó suelo en 2009. "Hemos llegado a un punto en el que los precios son tan altos que la gente está desesperada por hallar una solución", asegura Carol Galante, directora del Terner Center for Housing Innovation.

Holliday, propietario también de Holliday Development, una constructora de viviendas asequibles y a precio de mercado, explica que la idea surgió tras sufrir durante años problemas de mano de obra y encontrarse con zonas de construcción caóticas.

FACTORY OS

Las instalaciones de Factory OS en Vallejo, al noreste de San Francisco, son dos o tres veces más grandes que la mayoría de las fábricas de construcciones modulares, con una extensión de 24.150 metros cuadrados, un pasillo central que mide tres campos de fútbol y un patio central de ocho pisos de altura. Holliday prevé empezar a producir el pedido de Google en otoño y emplear a unas 300 personas.