InicioDeportesBrentford, un éxito basado en datos

Brentford, un éxito basado en datos

Londres. – Hace doce años, el Brentford estaba en la Cuarta división inglesa. Hace ocho, en Tercera. Hace seis, en Segunda y hace una semana ascendió a la Premier League. Un éxito de un equipo humilde londinense que ha estado basado en el estudio analítico de datos y en rentabilizar y revalorizar a sus futbolistas hasta venderlos por siete veces su precio inicial.

Cuando tras ascender por primera vez en 74 años a la Premier, Sergi Canós, uno de los titulares del equipo, atendía a Efe, tenía claro la razón para la estabilidad y el crecimiento del club. “El deseo de mejorar. Cada vez estar un poco más cerca. Siempre hacer las cosas para mejor”, dijo el español, que lleva cinco años en el Brentford.

¿Y cuál es la clave de esa mejora continua? Fiarse de estadísticas y registros a los que la mayoría de los clubes no prestan atención. O al menos no prestaban. “Si David quiere ganar a Goliath, no puede hacerlo con las mismas armas”, dijo el director deportivo del Brentford, Rasmus Ankersen a Talksport.

Este club del oeste de Londres ha basado su política de reclutamiento en analizar a aquellos jugadores cuyas actuaciones estén por debajo de su potencial futuro. Es decir, en lugar de seguir al brasileño que ha hecho 30 goles en la Segunda división de su país, los ‘scouters’ del Brentford echarán su mirada sobre el jugador que haya hecho la mitad, pero cuyas estadísticas, como el índice de goles esperados, muestren que podría haber hecho muchos más.

Con esta política, arriesgada, pero a la larga efectiva, han conseguido revalorizar el precio de jugadores que compraron a saldo. Los mejores ejemplos son los de Ollie Watkins, comprado por 7 millones y vendido por 33 al Aston Villa; Said Benrahma, incorporado por 1,7 millones y vendido por 26 al West Ham United; y Neal Maupay, fichado por 2 millones desde el Saint-Ettienne y vendido al Brighton por más de 20.

Esta decisión de vender en cuanto el talento explota, sin embargo, no ha tenido impacto negativo en el éxito del equipo, como se podría esperar. La temporada pasada, tras perder la final por el ascenso a la Premier ante el Fulham en Wembley, el equipo se quedó sin sus dos grandes estrellas, Watkins y Benrahma, pero se reforzó con un futbolista que ya ha batido récords.

Los ‘Bees’ pusieron más de 5 millones en Ivan Toney, un chico del Petersborough, y este los ha recompensado con 31 goles en el Championship, el que más en la historia de esta división inglesa por encima de Glenn Murray, que hizo 30.

La clave de esta estabilidad reside también en el dueño del club, que lejos de ser un millonario interesado únicamente en el éxito económico, es aficionado del mismo. Matthew Benham hizo dinero mediante su empresa, una casa de apuestas, y compró el Brentford en 2012, cuando este aún vagaba por la League One.

Su apuesta por el club no ha sido un derroche y en estos años “solo” ha invertido cerca de 100 millones el club, un importe que se verá ampliamente recompensado con el ascenso a la Premier, valorado en más de 180 millones de libras.

Tampoco ha destacado Benham por inculcar altos salarios a sus jugadores y el total de gasto en sueldos ha sido el número 14 de los 24 que componen el Championship.

Una vez alcanzada la Premier, el objetivo, en palabras de Canós, no es sobrevivir a cualquier precio. “Es quedarse”. Lograr que el Brentford tome vuelo en la máxima categoría, asemejándose a lo que han hecho en los últimos años proyectos sólidos como el Wolverhampton Wanderers y el Leeds United, que en la temporada de su ascenso o consiguieron colarse en Europa o se quedaron cerca de ello.

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Nacionales

Subscríbete a nuestros boletines

Para estar actualizado con las últimas noticias, y anuncios especiales.

Noticias relacionadas

Deja un comentario