Chris Rock le mandó un “bofetón” a Amber Heard: “Créanles a todas las mujeres menos a ella”

Lo más reciente

Archivo (Foto: WireImage)

 

Chris Rock está viviendo su momento de mayor perfil. Al comediante no le bastó con ser noticia mundial tras el cachetazo que recibió de Will Smith en los Oscar, sino que ahora se metió en el juicio que protagonizan Amber Heard y Johnny Depp en Fairfax, Virginia.

Por: Clarín

Rock tomó partido por Depp. En un show de stand up reciente, Chris apuntó, medio en chiste medio en serio, contra la protagonista de Aquaman.

El episodio que motivó la broma de Rock fue el de la supuesta defecación que habría hecho Heard en la cama de Depp. Johnny acusó a Amber y ella este lunes culpó a su perro.

“Créanles a todas las mujeres, créanles a todas, menos a Amber Heard. ¿En qué mier… anda ella? ¡Cagó en la cama de él!”, exclamó Rock en su show, y agregó: “Una vez que te cagas en la cama de alguien, simplemente eres culpable de todo. ¿Qué mier… está pasando ahí? Wow. Y tuvieron una relación después de eso”.

La crítica disimulada de Rock a Heard dejó en evidencia que al cómico le gusta meterse en los temas más picantes. Smith, su otro apuntado, también recibió lo suyo cuando Dave Chapelle fue atacado mientras daba un show. Al agresor que se abalanzó contra el comediante Chris lo definió como… “Will Smith”.

Heces sobre el edredón

El episodio de la defecación se remonta a Los Ángeles 2016, más precisamente a la previa del cumpleaños número 30 de Heard. Según la defensa de Depp, una discusión habría sido el detonante para que la protagonista de Aquaman decidiese dejar sus heces fecales encima de la cama.

“Me reí. Era tan fuera de lugar, tan bizarro y grotesco, que no podía más que reírme”, dijo el actor, sorprendido. Su antiguo chofer, Starling Jenkins III, reforzó la acusación y agregó que Heard defecó luego de que Johnny llegara casi dos horas tarde a su cumpleaños número 30.

Este lunes, Heard se refirió seriamente al tema y sugirió que Boo, uno de sus Yorkshire terriers, fue el culpable. ¿La explicación? Igual de delirante que el suceso: el animal había “comido hierba (marihuana) de Johnny cuando era un cachorro y tenía problemas de control intestinal de por vida”.

Amber dijo que tanto Boo como Pistol, su otro Yorkshire, solían dormir en su cama para que Boo no tuviera que levantarse por la noche para ir al baño. La actriz tenía miedo que el perro no llegara a tiempo a hacer sus necesidades y las terminara haciendo en el suelo.

El día del episodio, Boo permanecía en la cama de la pareja mientras ella se preparaba para ir al festival de música de Coachella. Johnny no estaba en la escena.

Teniendo en cuenta las declaraciones de Jenkins, la abogada de Amber, Elaine Bredehoft, le preguntó a su clienta: “¿Cometiste algún tipo de broma?”. Heard respondió: “Absolutamente no. En primer lugar, no creo que sea divertido”.

“No estaba de humor para bromas. Mi vida se estaba desmoronando. Estaba en una encrucijada en mi vida y acababa de ser atacada en mi cumpleaños número 30 por mi marido violento de quien estaba enamorada. No creo que eso sea gracioso, punto. Eso es asqueroso”, siguió la actriz ante la corte.

Heard mostró fotos del excremento y explicó que su actitud según la versión de Depp no tendría sentido porque cada vez que ella y el actor discutían él se quedaba en su otra casa de Los Ángeles, lo que significa que nunca encontraría las heces.

spot_img




Destacados

Marco Bográn ofreció casa de nueve millones de lempiras para salir libre

Tegucigalpa - El Tribunal de Sentencia en Materia de Corrupción denegó en las últimas horas la solicitud de excarcelación...

Noticias relacionados