¿Exguerrillero o ingeniero? Colombia elige a su nuevo presidente entre Rodolfo Hernández y Gustavo Petro

Lo más reciente

Colombia – Después de una larga campaña política sumida en la más profunda polarización, llena de ataques hasta última hora, noticias falsas, estrategias de guerra sucia y mucho miedo, Colombia elegirá este domingo al nuevo presidente, en una segunda vuelta de infarto que protagonizan Gustavo Petro y Rodolfo Hernández.

El candidato del Pacto Histórico es un político curtido, de izquierda, exmilitante del M-19, con tres campañas presidenciales encima. Ha tenido una larga carrera como congresista y fue alcalde de Bogotá. A su turno, el ingeniero es considerado el outsider del momento. Fue alcalde de Bucaramanga y durante décadas ha sido un exitoso empresario de la construcción de viviendas. Su campaña enarbola la lucha contra la politiquería y la corrupción.

Todo estará en juego en estas elecciones. Los dos candidatos fueron escogidos por los colombianos el pasado 29 de mayo y ambos representan dos modelos de cambio.

¿Cuál es el que más le conviene al país?

Gustavo Petro.

Petro propone un giro económico y social. Su plan de gobierno apunta a sacar adelante una reforma tributaria de unos 50 billones de pesos. La que se cayó en medio del paro de abril de 2021 buscaba recaudar la mitad. Sin embargo, eso no fue posible y hasta el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, tuvo que renunciar a su cargo. El candidato del Pacto Histórico asegura que esa dura carga tributaria recaerá sobre las 4.000 personas más adineradas. Algunos economistas consideran que una reforma tan drástica podría afectar negativamente la inversión extranjera, generar una estampida de empresarios hacia otros países, golpear la empresa privada y aumentar el desempleo.

Durante su campaña, Petro ha sido un crítico severo de lo que él mismo ha llamado el “capitalismo neoliberal”. Entre otras propuestas económicas, ha dicho que desde el primer día de su gobierno no aprobará ni un solo contrato más de exploración petrolera. Varios expertos consideran que esta es una medida peligrosa por cuanto impactaría gravemente los recursos de la nación para atender las necesidades sociales. También ha hablado de la posibilidad de la emisión de billetes por parte del Banco de la República y ha tenido que batallar con el temor que causan sus propuestas de redistribución de la tierra y que encendieron las alarmas en varios sectores de la población.

Otro tema controversial es qué sucedería con las pensiones de los colombianos. El modelo que Petro defiende es el mismo que fracasó en Argentina. Por esa razón, los fondos privados de pensiones han lanzado una alerta en medio del debate político argumentando que ningún Gobierno puede disponer de los 350 billones de pesos del ahorro pensional. De ser así, estaría en riesgo el futuro de las mesadas de los adultos mayores y la pensión de los jóvenes.

La propuesta de Rodolfo Hernández

Rodolfo Hernández

Entre tanto, tiene una matriz y parte de la base de que la cura de todos los males pasa necesariamente por acabar con la corrupción. El ingeniero insiste en que hay plata en el presupuesto para atender las necesidades de los más pobres, pero el primer paso es terminar con la “robadera” y “quitarles la chequera de la nación a los corruptos y politiqueros”. Propone que el Estado se apriete el cinturón en sus gastos de funcionamiento como nunca antes. Para ello, ha dicho que estudiará a fondo si hay que hacer un recorte de embajadas y consulados. Igualmente, ha hablado de vender la flotilla de aviones y helicópteros del presidente, convertir la Casa de Nariño en un museo itinerante de arte y pagar todos sus gastos personales y de la familia presidencial de su propio bolsillo.

Hernández ha prometido que donará su salario para que sea invertido en becas para los jóvenes más vulnerables. De hecho, una de sus obsesiones ha sido comprometerse con los estudiantes que viven una pesadilla por no poder pagar los créditos del Icetex. Por eso prometió condonar sus deudas y que puedan estudiar de manera gratuita. El candidato de la Liga Anticorrupción quiere eliminar los exámenes de admisión en las universidades públicas para que todos los estudiantes puedan tener las mismas oportunidades.

Hernández ha propuesto una revolución en el campo con la construcción de modernas casas para los labriegos bajo el proyecto Casa Mi Fortuna. Un modelo de esas viviendas se exhibe en Piedecuesta, Santander, de donde es oriundo el candidato, y se convirtió en una sensación debido a la cantidad de visitantes e interesados. La otra gran iniciativa se llama Ciudad Justicia, se edificaría en el Vichada y se destinaría a la rehabilitación de miles de presos que congestionan hoy las cárceles. Se trata de una ciudadela productiva. Otra de sus propuestas centrales es reducir el IVA del 19 por ciento al 10 por ciento y no impulsar una nueva reforma tributaria. Su lema constante ha sido “no robar, no mentir y no traicionar”.

Más detalles en SEMANA

spot_img




Destacados

Marco Bográn ofreció casa de nueve millones de lempiras para salir libre

Tegucigalpa - El Tribunal de Sentencia en Materia de Corrupción denegó en las últimas horas la solicitud de excarcelación...

Noticias relacionados