InicioTecnologíaUn telescopio de bajo coste transportado por un globo competirá con el...

Un telescopio de bajo coste transportado por un globo competirá con el Hubble

Londres – Un nuevo telescopio espacial de bajo coste, transportado por un globo, empezará a orbitar alrededor de la Tierra en abril de 2022 con el objetivo de captar imágenes de alta resolución capaces de rivalizar con las del Hubble.

El SuperBIT -desarrollado por las universidades de Durham, Toronto y Princeton junto con la estadounidense NASA y la Agencia Espacial Canadiense (CSA)- volará a 40 kilómetros de altitud, trasladado por un globo de helio de 532,000 metros cúbicos, equivalente al tamaño de un estadio de fútbol.

Se trata del primer telescopio espacial transportado con esta inédita tecnología, que permitirá “visitar el espacio de forma barata, fácil y ecológica”, según un comunicado de la Real Sociedad Astronómica británica, ante la que este miércoles presentará el proyecto Mohamed Shabaan, de la universidad de Toronto.

Se estima que la construcción y operatividad del SuperBIT costará unas mil veces menos que un satélite similar gracias a la técnica de cargarlo a un globo, más barata -y más sostenible- que el tradicional combustible para cohetes.

El nuevo telescopio, cuyo lanzamiento está previsto para abril de 2022 en Wanaka (Nueva Zelanda), será propulsado por vientos estacionales, que no comprometerán la gran capacidad de estabilidad del satélite, como demostró en su último vuelo de prueba, en 2019.

Circunnavegará la Tierra varias veces, tomando imágenes del cielo durante toda la noche y usando paneles solares para recargar sus baterías durante el día, y su primera misión para 2022 será medir las propiedades de las partículas de materia oscura.

Una vez cumplido este primer cometido, el telescopio podrá reconfigurarse y actualizarse para adaptarse a nuevas ambiciones científicas.

A largo plazo, cuando el telescopio espacial Hubble -de 31 años- falle inevitablemente y ya no vuelva a repararse, el SuperBIT será la única unidad del mundo capaz de realizar observaciones ópticas y ultravioleta multicolores de alta resolución.

Antes del despegue del SuperBIT, este otoño empezará a circular otro telescopio, el James Webb, el más grande y potente jamás lanzado al espacio y obra de una colaboración entre la NASA, la CSA y la Agencia Espacial Europea (ESA).

El James Webb observará el universo en el infrarrojo cercano y medio, en longitudes de onda más largas que la luz visible, para lo que cuenta con un conjunto de cámaras, espectrógrafos y coronógrafos de última generación. (ag)

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Nacionales

Subscríbete a nuestros boletines

Para estar actualizado con las últimas noticias, y anuncios especiales.

Noticias relacionadas

Deja un comentario