30.4 C
Tegucigalpa

David MacMillan, Nobel de Química: “Creo en la Ciencia, y al final dará soluciones para el cambio climático”

Lo más reciente

El investigador diseñó un nuevo método para hacer fármacos más seguros y productos químicos más sostenibles.

Por El País

El día que explicaron los enantiómeros, David MacMillan (Bellshill, Reino Unido, 55 años) no fue a clase. Estaba viendo un Escocia-Chipre de fútbol. Su profesor de la Universidad de Glasgow le echó una bronca porque los enantiómeros son importantes. “Yo no lo sabía”, dice MacMillan, que se reconoce futbolero empedernido. En 2021, el ahora profesor de la Universidad de Princeton (EE UU) recibió el Nobel de Química por el desarrollo de la organocatálisis asimétrica, una forma ingeniosa y selectiva de construir este tipo de moléculas, idénticas, pero simétricas, como si estuviesen reflejadas en un espejo.

Hasta hace algo más de 20 años, en la producción de fármacos o productos químicos para la industria, para acelerar las reacciones químicas se empleaban como catalizadores metales o enzimas, proteínas como las que nos permiten hacer la digestión. Pero los metales pueden ser contaminantes y las enzimas demasiado complejas. Además, muchos de los procesos generaban pares de moléculas especulares de los que solo una de las dos era útil. Aunque parezcan casi iguales, su efecto en el organismo puede tener efectos muy diferentes. La talidomida supone un ejemplo dramático de estas diferencias. Uno de los enantiómeros calmaba las náuseas de las embarazadas, pero el otro, producido como un subproducto inseparable, generaba deformaciones en los bebés.

MacMillan y List desarrollaron nuevos métodos para lograr las reacciones que provocan las enzimas, utilizando solo una pequeña parte de esas grandes proteínas que es la que interviene en la catálisis. MacMillan descubrió muchos catalizadores orgánicos capaces de producir solo el enantiómero deseado, sin generar la indeseada molécula simétrica. La organocatálisis asimétrica se ha convertido desde entonces en una forma de hacer química menos peligrosa y más sostenible.

En una entrevista realizada en la sede de la Real Academia de Ciencias, en Madrid, que ha traído a MacMillan a España junto a la Fundación Ramón Areces, el investigador destaca la importancia del sistema público de educación escocés como base el éxito científico de ese país, que con solo cinco millones de habitantes tiene más premios Nobel que España: 16 en total (dos de la Paz). Para mejorar las cifras, recomienda invertir en educación, aunque “el cambio llegará, quizá, en 20 años”.

Continúe leyendo aquí

spot_img

spot_img
spot_img
Dale play a Retro Radio

Destacados

FFAA localizan plantación de 112.000 plantas de marihuana en Sabá, Colón

Las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) han reportado un nuevo hallazgo relacionado con el cultivo ilegal de marihuana, esta vez en el municipio de Sabá, ubicado en el departamento de Colón.

Noticias relacionados