21.9 C
Tegucigalpa

¿Qué pasa si la Unión Europea no reconoce a Putin como presidente?

Lo más reciente

El Parlamento Europeo pide que no se reconozca a Vladímir Putin como presidente legítimamente elegido.

Por DW

Este 7 de mayo de 2024, Vladímir Putin fue nuevamente investido como presidente de la Federación Rusa, pero el Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, afirmó que las elecciones presidenciales del 17 de marzo de 2024 no cumplieron las normas democráticas y “se celebraron ilegalmente en los territorios ocupados de Ucrania”.

Según Borrell, estas elecciones se rigieron por “leyes represivas”, se celebraron en un contexto de persecución de líderes de la oposición, representantes de la sociedad civil y periodistas, “bajo la presión de una avalancha de desinformación, propaganda, y en ausencia de acceso a medios de comunicación independientes”.

“Sería irónico llamar a esto elecciones”, subrayó el jefe de la diplomacia de la UE. Pero, ¿significan estas declaraciones que la Unión Europea no reconoce oficialmente a Putin como presidente?

Resoluciones no vinculantes

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE, por sus siglas en inglés), conocida también como Asamblea Consultiva, fue la primera en advertir que la presidencia de Putin era ilegítima.

El 18 de abril, durante su sesión ordinaria, la PACE pidió a los Estados miembros del Consejo de Europa y de la Unión Europea que dejaran de considerar legítimo a Vladimir Putin una vez finalizado su actual mandato como presidente, y que pusieran fin a todos los contactos con él, a excepción de los de carácter humanitario, “encaminados a la consecución de la paz”.

Sin embargo, como las resoluciones de la PACE sólo tienen carácter de recomendación, esto no cambia oficialmente las relaciones entre los Estados miembros del Consejo de Europa y el Kremlin.

Tras ello, el Parlamento Europeo pidió también, en una resolución, que “no se reconozca como legítimo el resultado de las elecciones presidenciales rusas y que las relaciones con Putin se limiten a cuestiones “necesarias para la paz regional y con fines humanitarios y de derechos humanos”.

Esta resolución del Parlamento Europeo tampoco es vinculante y, por tanto, no tiene consecuencias inmediatas. La política exterior de la UE es responsabilidad del Consejo Europeo, en el que los Jefes de Estado y de Gobierno de los 27 Estados miembros de la UE deciden estas cuestiones de acuerdo con el principio de unanimidad.

La resolución del Parlamento Europeo no obliga jurídicamente a declarar a Putin como presidente ilegítimo, afirma Ionela Maria Ciolan, del Centro Wilfried Martens de Estudios Europeos de Bruselas.

“Sin embargo, tiene un fuerte efecto simbólico e indirecto, ya que actúa como recomendación al Consejo y envía a los Gobiernos de toda Europa el mensaje de que partidos de todo el espectro político apoyan esta opinión”, afirma la experta en política exterior.

No existe un procedimiento claro para declarar ilegítimo al jefe de un Estado extranjero. Lo que se requiere es una declaración de un Estado. Además, “nadie ha pedido que no se le reconozca y que se retiren los embajadores en Moscú”, afirma Gustav Gressel, experto del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores. Aunque nadie felicitó tampoco a Putin por las “elecciones” ni aceptó este fraude, dice.

La excepción fue el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, por lo que fue criticado por el Parlamento Europeo. “Formalmente, Putin será considerado ‘gobernante’, como Alexander Lukashenko en Bielorrusia”, subraya Gressel. Pero, en su opinión, los países europeos “mantendrán el contacto con los actuales dirigentes de la Federación Rusa por una razón u otra”.

Declarar a Putin líder ilegítimo sería un error estratégico de la UE, con consecuencias irreversibles para los objetivos geopolíticos de Bruselas y las futuras decisiones para poner fin a la guerra en Ucrania, sostiene, con convicción, Roger Hilton, del centro de análisis eslovaco GLOBSEC.

“Todo el mundo puede estar de acuerdo en que Putin es un ser humano despreciable, cuya legitimidad como presidente ruso se basa en la corrupción y el fraude. Sin embargo, la UE no puede elegir selectivamente con quién hace negocios y con quién no”, agrega Hilton.

Además, la decisión de no reconocer a Putin como presidente de la Federación Rusa “socavaría significativamente la capacidad de la UE para negociar y avanzar en la cuestión de la seguridad y la estabilidad de Ucrania en el continente”, subraya Hilton.

“¿Con quién trataría Bruselas cuando llegue el momento de negociar para poner fin a la guerra en Ucrania?”, pregunta el experto y añade: “La UE debe seguir condenando las acciones de Putin en Ucrania, y recordar a los europeos y al mundo que los recientes resultados electorales en Rusia, aunque ilegítimos, no constituyen una ruptura de las relaciones burocráticas con Moscú”.


Descubre más desde Noticias de Honduras y el Mundo

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

spot_img

spot_img
Dale play a Retro Radio

Destacados

Decomisan 14 fardos de marihuana “Crispy” en Puerto Cortés, valuada en más de 12 millones de lempiras

En una operación llevada a cabo la noche de este viernes, autoridades antidrogas de Honduras lograron el decomiso de 14 fardos de marihuana "Crispy", una variedad gourmet proveniente del norte de México, en la colonia Las Mercedes de Puerto Cortés.

Noticias relacionados